domingo, 21 de enero de 2018

#VisualThinking. Campana y se acabó...

Esta es la infografía interactiva hecha con Genial-ly para resumir (de manera breve y a todas luces insuficiente) los aspectos principales del MOOC, ordenados según las Unidades Didácticas. Los dibujos a lápiz que hay casi por todos los sitios en los que me muevo dan señales de ello.



En realidad, ha sido una oportunidad de conocer, compartir y aplicar lo aprendido sobre la marcha, sistematizando lo que antes se hacía a golpe de intuición, dotando de soporte teórico un quehacer cuyos beneficios quedan más que de manifiesto, por el profundo carácter competencial que tiene, independientemente de la materia en la que se aplique.

Lo visual, que siempre ha estado tan presente en la órbita del conocimiento, la expresión y la emoción, en la actualidad es un referente cuya fuerza hay que aprovechar si estamos por la labor de cambiar las tendencias educativas. 

Un gran curso, un gran entorno y grandes posibilidades de aplicación. Gracias a Garbiñe por esos magníficos vídeos, a Clara por su presencia en las redes sociales, a Ramón Besonías por abrir puertas (#Dibújamelas) y a mis colegas tanto del claustro real como del virtual, que siempre son un referente y una alegría.

sábado, 20 de enero de 2018

#HistoriaEnGarabatos. Mapa Visual

Técnicamente, se trata de un metamapa visual, ya que intenta contar el proceso seguido con los cuatro grupos de 4º de ESO para que hicieran un mapa visual sobre la Historia reciente de España (desde 1895 hasta 2011), como recurso para seguir trabajando en #ABP42 (Aprendizaje Basado en Proyectos pasado por el tamiz del @Proyecto42).

Partiendo de las muchas dificultades técnicas de quien escribe e intenta dibujar, parece que el Visual Map que se presenta cumple con sus objetivos, ya que ilustra los pasos seguidos para la consecución del producto final (la exposición de los cuatro mapas en un espacio del Centro para que fuera de utilidad y sirviera como medio de aprendizaje) y contribuyera al desarrollo de las Competencias Clave, que es en lo que estamos desde esta perspectiva del trabajo cooperativo y sin desaprovechar la oportunidad de divertirnos. Se ha quedado en el tintero detallar la evaluación, que consistió en la aportación de una rúbrica como guía para la elaboración del VM y que permitió la auto y coevaluación, que quedó reflejada en el Aula Virtual de nuestra materia, a la que se añade la evaluación del proceso mediante la observación directa en el aula.

Como no puede ser de otra manera, esta entrada será de lo más visual, aportando además de los dibujos las imágenes fotográficas del proceso real. Mi gente de 4º se ha reconocido, mis colegas de Dibujo le han dado el visto bueno y mis otros colegas del IES Juan de Mairena que también están haciendo el MOOC de Visual Thinking se han reído y han colaborado con todo tipo de aportaciones. Gracias por ello a Estrella, Juanma, Ana, María Ángeles y Esther, recién llegada y dispuesta a todo.

Que lo disfrutéis.
Éste es el mapa visual sobre el proceso general de la tarea #Historia en Garabatos".
Detalle de la composición de los equipos de trabajo (hay cinco en cada grupo de 4º que intentan cumplir la premisa de heterogeneidad: chicos y chicas, diferentes ritmos de aprendizaje, intereses y expectativas, etc).
Un miembro de cada equipo eligió dos temas al azar de los 10 propuestos para analizar el pasado reciente de nuestro país, desde 1895 hasta 2011.
Los recursos disponibles para llevar a cabo la tarea: dispositivos móviles, ordenadores con la distribución Guadalinex-Edu en su última versión, bibliografía y, obviamente, material de dibujo: papel en formato A4, lápices, gomas y rotus por un tubo.
Como siempre, los equipos disponían del Canvas para organizar el trabajo; se trata de un documento esencial, que se ha elaborado a partir del propuesto por Conecta13 y cuya imagen real es la que sigue:

Y nos pusimos a ello, usando todos los espacios a nuestro alcance y en plena efervescencia de conceptualización, síntesis y creatividad: ventanas, paredes empapeladas con post-itt...



Y de la idea a la realidad:
El papel continuo marroncito, un poco de cinta adhesiva y el trabajo en equipo  pueden hacer maravillas.




Solo fue cuestión de completar los cuatro Visual Maps y difundir lo realizado, dentro y fuera del Centro, que para algo están las Redes Sociales:

Más de un profe tiró del recurso para usarlo en sus clases, en otros niveles educativos, y así seguimos aprendiendo. 

Ahora el enfoque VT se ha convertido en una constante dentro del desarrollo de las clases, que se parecen muy poco a las tradiciones clases magistrales con un grupo sentado en fila y orientado hacia la pizarra. Como un huevo a una castaña.





miércoles, 27 de diciembre de 2017

Diarios de Historia de España

¿Por qué no contar la Historia de España en primera persona? 
Si la premisa de #ABP42 para este curso es viajar en el tiempo y en el espacio como si estuviéramos acompañando al Doctor Who en la TARDIS,  es lógico que ahora vayamos a cualquier momento de España desde finales del siglo XIX hasta el día de hoy, en formato de Diario Personal
Sólo hay que cumplir un requisito: tener la edad de cada cual en la primera entrada de ese Diario y luego hacer otras dos. Parece una tarea fácil, pero elegir el momento de inicio, los restantes, contextualizarlos correctamente, meterse en el personaje (puede ser o no del mismo género), y escribir en primera persona es más duro de lo que parece. 
Como comentarios a esta entrada irán apareciendo los Diarios Personales de la #Gentede4º, navegando por la Historia de España. 
Aprenderemos, no cabe duda.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Visual Thinking o cómo aprender con garabatos



Empiezo el día 19 un MOOC en EducaLab sobre Visual Thinking. Parecería normal, pero soy un desastre dibujando y eso dice poco de la hija de un profesor de Dibujo, aunque deja claro que estas habilidades no van en los genes.
Mi numeroso ex-alumnado ha tenido que sufrir los intentos de explicar gráficamente la Batalla de Santiago de Cuba, el desembarco de Alhucemas o simplemente la adquisición de tierras por parte de la burguesía adinerada en las dos grandes desamortizaciones del XIX a base de truños pictóricos. Bien es verdad que el "señor gordito" que representaba a esa burguesía se ha ido convirtiendo en un icono en la materia de Historia de España, aunque hay que atribuirlo a la benevolencia de ese mismo alumnado, acostumbrado a que en las clases pudiese ocurrir cualquier cosa.
Los muchos años que llevo en esta profesión, a la que llegué por casualidad y sin olerme ni de lejos que se convertiría en una relación apasionada, no han tenido ese efecto de "chamuscamiento" que parece inevitable; más bien al contrario, cada vez ha sido mayor la curiosidad hacia nuevas formas de entender la educación. No voy a desgranar el camino recorrido, pero es necesario mencionar a las redes sociales como una fuente prácticamente inagotable de información al alcance de todo el mundo, y las desvirtualizaciones que a veces se convierten en ocasiones que desempeñan el papel de catalizadoras: eso pasó en febrero de este año, cuando en el Encuentro de Docentes de Sociales que tuvo lugar en Mérida conocí a un profe de Filosofía (@ramon_besonias) promotor de ese Pensamiento Visual que decía a boca llena lo innecesario de disponer de una técnica refinada para ponerlo en marcha. Ramón, tienes una gran responsabilidad en todo esto. 

Ciertamente, el uso de imágenes tanto en la práctica diaria como recomendación de entrenamiento mental no me resultaba nada nuevo, porque llevo mucho tiempo haciéndolo y recomendándolo, pero el planteamiento riguroso de Visual Thinking estaba fuera de mi alcance. O igual no.
Desde el principio de este curso, cuando Proyecto 42 viró definitivamente hacia ABP42 las reticencias se han ido quedando por el camino y para terminar este trimestre, rebañando del aquí y del allí virtual, estamos en clase como si no hubiese un mañana trabajando para poner en pie la #HistoriaEnGarabatos como síntesis de lo desarrollado acerca de la Historia reciente de España, que tuvo un momento álgido con la grabación de #HistoriaViva, del que trataré más ampliamente cuando tenga un producto que compartir, aunque no sea el definitivo (esto de la edición tiene su miga, aunque quien se encargue sea una persona tan capaz como mi colega de Música, José Manuel Gil).
Gracias a la infografía de Garbiñe Larralde (@garbinelarralde), los equipos de trabajo de los cuatro grupos de 4º de ESO que conforman ABP42 han podido comprobar los aspectos que desarrolla este enfoque metodológico, las pautas para llevarlo a cabo desde el propio #VT y lo divertido que puede ser aprender así. 
Por si las dudas, aquí tenéis la infografía mencionada:




Y en las fotos que siguen, parte de lo que ha venido ocurriendo ayer y hoy en el Aula TIC-1 del IES Juan de Mairena, que posiblemente no den buena cuenta del ambiente de trabajo, del entusiasmo y de las risas mientras aparecía como por arte de magia Primo de Rivera brindando con Alfonso XIII, mapas de España en los que con cuatro ilustraciones se mostraba el desarrollo de la Guerra Civil, varios hundimientos del Maine o cómo Franco tiraba del país haciendo imposible que siguiera a Europa... 




Una vez más, soy una aprendiza torpe que se maravilla de lo que puede hacer un grupo de adolescentes a poco que se les propicie un entorno en el que equivocarse no sea algo irremediable, sino una oportunidad para mejorar, en el que espacio no te limite porque te puedes levantar, hablar, preguntar, buscar en el ordenador o en el móvil, escribir en las ventanas o poner post-itt encima de la pizarra. Dueño y señor de su destino, el alumnado aprende. Y yo. 
Gracias por el #ConocimientoCompartido






domingo, 26 de noviembre de 2017

Más allá de las paredes del Centro: #ABP42 en la calle

Está claro, el Centro se nos queda pequeño.

Cuando las ideas y los proyectos se empiezan a poner en marcha es muy difícil quedarse entre las cuatro paredes del aula, pasamos a grandes proyectos que montamos entre la totalidad de los grupos de un mismo nivel, se implica un importante número de docentes e, inexorablemente, se va pensando "en grande"... ¿Por qué no llevarlo más allá? A veces no se sabe muy bien de dónde surge la iniciativa, pero se viraliza y los canales de comunicación son fluidos y multidireccionales; lejos quedaron aquellas propuestas del profesorado que organizaban todas las actividades para que el alumnado participara como mero espectador.
Este curso, como he venido contando, hemos puesto en marcha un #ABP "ampliado" en 4º de ESO, implicando a los cuatro grupos. Esta propuesta se va a concretar a lo largo del curso en tres grandes proyectos, y para lo que ahora nos ocupa, nos centraremos en el segundo, una exposición interactiva con estética steampunk acerca de las revoluciones tecnológicas y que quiere responder a la pregunta de "¿qué hubiera pasado si...?".

El otro elemento ha sido la constatación de la existencia de un espacio muy próximo (justo enfrente del Instituto, entre el centro comercial y dos torres en cuyos bajos se aloja la Biblioteca Pública. El bulevar central está ocupado por el metro, que llega a su última estación allí, en "Ciudad Expo"), que es lo que se conoce en términos arquitectónico como una plaza fría: abierta, casi sin vegetación, con predominio de materiales duros y perfiles angulosos, transitada debido a las instalaciones que hay en sus proximidades, pero en la que no se detiene casi nadie. Como se apunta en la presentación, elegir este espacio fue solo cuestión de mirar por las ventanas del Instituto y llegar a la unanimidad: por cercanía y por sus características.




Uniendo ambos aspectos, la ecuación era fácil: vamos a llevar esa exposición consistente en murales digitales impresos y montados sobre cartón pluma que incluyen códigos QR para poder acceder a su versión íntegra en Internet, con objetos e imágenes relacionados con los avances tecnológicos y a nuestras personas embutidas en ropas steampunk a ese espacio para transformarlo y convertirlo en un lugar de aprendizaje atractivo para que quienes transiten se detengan, y convertirnos en aprendices que enseñamos.

Obviamente, esto pasa por contar con el apoyo del equipo directivo (el del alumnado, sus familias y el profesorado ya está conseguido) para que realice las gestiones pertinentes con el Ayuntamiento, aunque experiencias anteriores nos proporcionan buenas perspectivas al respecto. Se invitará al resto de los centros educativos de la localidad para que participen de este proyecto, que incluirá actividades interactivas dinamizadas por el propio alumnado.

En esta presentación se expone de forma sintética el proyecto y el proceso seguido para llevar a cabo esta actividad más allá de las paredes del Centro.


sábado, 25 de noviembre de 2017

The evolution is the revolution. Transformando el aula para aprender de otra manera

Este curso doy clases en PMAR II; un grupo de ocho chicas de 3º de ESO que trabajan en un aula pequeña durante las horas (muchas) de los ámbitos: el socio-lingüístico (del que me encargo), el científico-tecnológico y el de idiomas.
Como digo, el aula es de reducidas dimensiones, pero con un amplio ventanal y un techo alto, aburhadillado. A principio de curso parecía un almacén de sillas y mesas verdes, con una pizarra de tiza sobre la que habían colocado una pantalla de proyección; en el aula entraba una luz inmisericorde y había desperdigados una serie de muebles entre los que destacaba uno metálico, bastante oxidado. Un panorama casi desolador.
Desde el principio se les planteó modificar este espacio, proponiendo de forma abierta varias posibilidades pero con un punto en común: organizarlo de manera que el aprendizaje fluyera por cauces diferentes al habitual. 
Se contó con la opinión de las dos profesoras que imparten los otros ámbitos, el tutor específico, el equipo directivo y las familias. En este caso, la transformación del ambiente va de la mano de un cambio metodológico, centrando la atención en el papel protagonista de las alumnas y próximo al Aprendizaje Basado en Proyectos, en el que el uso de las TIC tiene un papel central para que, coordinando todo ello, se produzca un aprendizaje más competencial y perdurable, que permita en la medida de lo posible afrontar la realidad con la que se encontrarán en 4º de ESO, curso en el que no existe la continuidad del Programa de Mejora y el apoyo académico que recibirán estará en función de la disponibilidad del Centro, ya que en la normativa no se contempla nada al respecto.
En ese diagnóstico inicial, muy compartido, se tuvo en cuenta además al personal de limpieza, ya que se iban a encontrar con un mobiliario y con material poco usual en el Instituto: alfombra, cojines, un puff... y hemos tenido la suerte de contar con el apoyo del equipo directivo (al que se ha dirigido directamente el grupo de alumnas) y de la complicidad del encargado de mantenimiento, que ha permitido acelerar los cambios.
Las alumnas han realizado un croquis del aula (lo que ha favorecido el trabajo coordinado con el ámbito científico-tecnológico y algunas materias optativas tales como Dibujo o Economía), diseñando su propia aula ideal desde la realidad del espacio y de las posibilidades económicas. Para incidir en su papel protagonista, se han establecido una serie de Coordinaciones por parejas, que se responsabilizan de diferentes aspectos: mobiliario, material, TIC y una coordinación general. Así, las ocho alumnas tienen una implicación directa no solo en cuanto al diseño, sino -lo más importante- su mantenimiento.

La imagen que se ofrece no permite apreciar en su totalidad los cambios realizados, ya que faltan elementos que la aplicación informática no contenía, pero sí hace posible captar lo esencial: en la actualidad, el aula es un lugar de trabajo conjunto y cooperativo, con una superficie central (dos mesas grandes y cuatro de las pequeñas) en la que las alumnas trabajan habitualmente con ultraportátiles que se guardan en un mueble cerrado, se ha diferenciado la pantalla de proyección -que se mantiene en su sitio- de la pizarra blanca (no tenemos todavía una PDI, pero todo se andará), que han colocado en la pared opuesta. En un rincón ha quedado "la mesa del profesor" con el ordenador conectado al proyector fijo en el techo y, el mayor éxito, el rincón: un pequeño lugar junto a la puerta de entrada donde se ha colocado una alfombra, varios cojines, un puff y dos muebles abiertos con libros y materiales que han ido elaborando en clase (modelos celulares, volcanes, carteles...). Sobre estos muebles se ha colgado un tablón de anuncios que hemos forrado con cartulina roja para tapar el infame corcho, que va adquiriendo bastante vidilla. 
En el ventanal se han colocado cuatro cortinas (dos grises en la zona lateral, mientras que la central queda ocupada por dos blancas), y nos hemos apropiado de esta zona, escribiendo en las ventanas como si se tratase de una pizarra o de la extensión del tablón.
¿El resultado inmediato de esta transformación? Desde el asombro de quienes la ven hasta la consecución del objetivo: las alumnas se mueven libremente por el aula, trabajan en "el rincón" en parejas con sus ordenadores y sus papeles, escriben en las ventanas, leen los libros que tienen a la mano, charlan durante las clases, traen y cuidan pequeñas macetas que sirven para Ciencias Naturales además de dar un poco de vida, y van siendo conscientes de que no son ocho chicas que deben permanecer sentadas de manera individual para atender la charla de quien imparte la clase.
En el vídeo se puede apreciar el antes y el después que, en realidad, está siendo el durante, ya que seguimos con las transformaciones.
Queda mucho por hacer, tanto en lo material como en lo metodológico, pero se están poniendo las bases para el cambio necesario.



viernes, 10 de noviembre de 2017

Pruebas Iniciales Competenciales (PIC). Esto fue (parte de) lo que pasó



Y llegó el día... Después de la perplejidad inicial, nos fuimos a la Sala de Usos Múltiples para que los equipos de los cuatro grupos de 4º de ESO defendieran sus proyectos relativos a lo que consideraban su "Instituto Ideal" mediante la técnica pechakucha. 
En dos sesiones de hora y media cada una, con la presencia de dos grupos y todo el profesorado que pudo, se expusieron las presentaciones en un tiempo inferior a siete minutos: un desfile de Centros con propuestas de horarios, instalaciones, espacios educativos, etc. Y pasaron honrosamente la prueba de fuego de contar sus proyectos, consecuencia de un trabajo de equipo en el que afloraron buena parte de los pros y los contras que esto conlleva. Aplausos, organización y entusiasmo a partes iguales, buen augurio de lo que está por venir.
El resto lo tenéis en el vídeo, resumen de lo sucedido.